Octubre: mes de la humildad

Durante el mes de octubre trabajaremos la virtud de la Humildad. Según la definición que da el Dr. David Isaacs,  la persona humilde, “reconoce sus propias insuficiencias, sus cualidades y capacidades y las aprovecha para obrar el bien sin llamar la atención ni requerir el aplauso ajeno”. Para ser humilde, hace falta ser realista, conociéndose a sí mismo tal como uno es. Por eso Santa Teresa decía que “humildad es andar en la verdad” y San Josemaría decía que la “humildad es mirarnos como somos, sin paliativos, con verdad. Y al comprender que apenas valemos algo, nos abrimos a la grandeza de Dios: ésta es nuestra grandeza”

Para ayudar a las chicas a desarrollar esta virtud, recomendamos las siguientes acciones que facilitan el desarrollo de la misma:

  • – Incentivar la reflexión para conocerse tal cual se es, buscando sobre todos los aspectos que la diferencian del resto y que ayudan en el trato con los demás.
  • – Aprender a reconocer las cosas buenas que pueden realizar y las cosas buenas que le suceden.
  • – Aprovechar los bienes materiales y espirituales que poseen para actuar bien, agradeciendo y compartiendo lo que han recibido.
  •  – Tratar de superar la pereza a la hora de comenzar a trabajar, estudiar, hacer un deporte.
  • – Enseñarles que los límites nos ayudan a confiar en Dios y en el prójimo.
  • – Ayudarlas a que no se comparen con los demás, ya sea por ensalzarse o por disminuirse.
  • – Obedecer a la autoridad competente en los distintos aspectos de la vida, sobre todo a los padres, profesores, adultos etc.
  • – Cumplir con los deberes sin queja y en el momento.
  • – Evitar la vanagloria de los deberes bien realizados, sabiendo que es la obligación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *